LA BIBLIOTECA 

DEL INVESTIGADOR Y ESCRITOR 

ALONSO ZAMORA VICENTE

Por

Antonio Viudas Camarasa

Universidad de Extremadura


Parte ya del patrimonio cultural de Extremadura y de la ciudad de Cáceres...

Portada del Catálogo de la Exposición de marzo de 2001

©Foto aviudas 2002

En Al tras luz de un mago del idioma homenajeamos a dos maestros de la filología española que llenan páginas históricas ya de la filología . Homenaje personal de Zamora Vicente hacia su maestro, Don Tomás Navarro Tomás, y homenaje de unos discípulos hacia nuestro maestro.

Por la magia de la asociación de ideas y del subconsciente me aflora que estamos reunidos aquí merced a la Fonética experimental, introducida y creada en España por Navarro Tomás.

Si esta Biblioteca Zamora Vicente forma parte ya del patrimonio cultural de Extremadura y de la ciudad de Cáceres, se debe a una circunstancia fortuita; y gracias, claro está, a un momento favorable, que permitió que una gestión tan delicada como la adquisición de una Biblioteca particular por una Institución se llevara a cabo.

Diversos viajes posteriores a la celebración del Primer Congreso Internacional de Historia de la Lengua Española celebrado en Cáceres me permitieron visitar a Don Alonso en su domicilio de Secretario Perpetuo de la Real Academia. En una ocasión me comunicó su deseo de vender su biblioteca. Fue entonces cuando admiré por primera vez su tesoro de libros amigos.

Recuerdo todavía dónde estaban colocados los libros de folclore y las colecciones de clásicos de la literatura española junto a las revistas más importantes de la filología románica.

Descubrí que todo lo que Zamora nos enseñaba en clase y aprendíamos en las habituales charlas entre conferencias y congresos tenía un apoyo documentado en los libros que había leído y en la experiencia vivida de largos años de profesor e investigador.

Me entusiasmé e inicié las gestiones para traer a Extremadura algo que en parte le pertenecía.

Zamora ahorraba el billete de tranvía con paseos hasta la Facultad e invertía su importe en la adquisición de los primeros libros.

El amor por el libro lo adquirió de sus maestros. Menéndez Pidal en 1898 había catalogado la Biblioteca Real y su maestro Navarro Tomás era funcionario de Bibliotecas.

Zamora Vicente da forma definitiva a su biblioteca con las anualidades, de algo más de tres mil pesetas, que cobra como Catedrático de Lengua y Literatura Españolas del Instituto de Mérida.

Zamora Vicente en Mérida practica las enseñanzas de fonética recibidas de su maestro Navarro Tomás en la distinción entre aspirada sonora y sorda del habla de la comarca extremeña. Con María Josefa Canellada recoge materiales de fonética articulatoria y experimental, gracias a un quimógrafo de fabricación propia.

Dije antes que la fonética experimental tuvo mucho que ver en la adquisición de esta Biblioteca. Las gestiones definitivas las realicé con motivo de dos viajes. Uno a Madrid para asistir a un Curso especial del Dr. Quilis para tres alumnos de universidades españolas y otro a Barcelona para participar en un curso del Instituto Auditivo Español.

Solicité y se me concedió audiencia con una autoridad provincial. Le expuse el asunto, lo acogió y se iniciaron las gestiones para que la posible adquisición se llevara a cabo en colaboración de la Universidad de Extremadura y otras instituciones extremeñas.

En las navidades de 1987 junto con un miembro del equipo rectoral de mi universidad y un responsable de la Diputación de Cáceres visitamos al matrimonio Zamora-Canellada.

En esta entrevista cuajó la voluntad de venta por parte del vendedor y el deseo de compra por parte del comprador.

Durante las vacaciones escolares de Semana Santa del 88 me desplacé de nuevo al domicilio de los Zamora y redacté un amplio informe descriptivo de los fondos de la Biblioteca que entregué a mis autoridades académicas.

Mi universidad desde este momento negoció la compra y la llevó a feliz puerto. Los órganos de gobierno de la Universidad aprobaron su adquisición y el equipo rectoral negoció la constitución de la Fundación Biblioteca Alonso Zamora Vicente, regida por un Patronato.


SEGUIR

© Antonio Viudas Camarasa 2002: La biblioteca del investigador y escritor Alonso Zamora Vicente. Webmaster: viudas@eresmas.net Página personal: http://idd004q0.eresmas.net